5 TIPS PARA UN HOGAR AMIGABLE CON EL MEDIO AMBIENTE

Pequeños detalles pueden marcar la diferencia en tu hogar y hacer que sea amigable con el medio ambiente. Detalles como el reemplazo de las bombillas de luz clásicas por ahorradores LED, reciclar desechos y hasta consumir productos orgánicos.

 

Iluminación verde

Utilizar bombillas ecológicas es una de las mejores opciones para iluminar el hogar. Este tipo de bombillas consumen bajos niveles de energía y proporcionan la misma cantidad de luz que las tradicionales. La luz natural también es una excelente opción para no usar focos en el día, abre tus ventanas, usa cortinas poco pesadas que permitan el ingreso de luz natural en toda tu casa.

 

Purifica tu aire con plantas

Además de ser una gran opción para decorar el hogar, utilizar plantas te ayudará a purificar el aire. Usar cactus, helechos o ficus mejorarán el ambiente de tu casa.

 

Los cactus quedan bien cerca de las ventanas, cocinas o baños, los helechos van genial en los recibidores, mientras que los ficus dependiendo de su tamaño pueden ser usados tanto en interiores como en exteriores.

 

Recicla todo lo que puedas

A lo largo de los años, el interés por el reciclaje y el reuso se ha hecho una necesidad. Así que hay que empezar a reducir y usar solo lo necesario, reciclar y aprovechar todo lo que tengas al alcance y reutilizar productos. Para esto, debemos tener en claro que debemos reflexionar antes de consumir; rechazar los productos que no sean eco; redistribuir la huella ecológica; y reclamar a quienes no tienen conductas ecológicas.

 

Ahorra agua

No dejes que ningún grifo de tu casa pierda agua. Procura cerrarlos bien luego de usarlos. Una gota por segundo supone 30 litros de agua al día, imagina cuánta agua se desperdicia si esto ocurre dos veces por mes en al menos 5 hogares.

 

Usa productos amigables con el medio ambiente

Los limpiadores son generalmente muy tóxicos y son grandes contaminantes del medio ambiente. A la hora de comprar objetos de limpieza procura leer bien las etiquetas. O usa alternativas de limpieza tales como el vinagre blanco que funciona como un excelente limpiador para inodoros o bicarbonato de sodio.

 

Separar la basura o usar productos ya reciclados, tener un hogar ecológico es más fácil de lo que crees, solo es cuestión de organización y de querer aportar un cambio tanto para nosotros como para lo que nos rodea.