CÓMO ELEGIR LOS COLORES PARA PINTAR TU CASA

Cada cierto tiempo, reformar nuestro hogar puede venir bien para renovar las energías, cambiar la rutina y emprender nuevas dinámicas de vida. Podemos cambiar la distribución, los muebles o añadir nuevos detalles. Pero lo que está claro es que uno de los aspectos más importantes en el momento de reformar nuestra casa es escoger la pintura.

Sin duda pintar nuestro hogar genera una sensación de renovación absoluta, pero hay que tener claro los tonos que más combinan con el estilo y la decoración de nuestra casa.

A continuación te damos algunos consejos para que descubras cómo elegir los colores para pintar tu casa y hacer que tu hogar luzca genial.

Las características:

Tienes que aprender a valorar las características de cada estancia, pensar sobre lo que quieres que transmita y tener en cuenta los muebles y la decoración que acompañará la pintura. Es cierto que hay colores de moda para pintar un piso o las paredes del pasillo, pero si tu mobiliario o decoración no encaja con ellos no será una buena opción.

Para poner un ejemplo de estos posibles errores podemos decirte que un cuarto muy pequeño jamás debe estar pintado de colores oscuros o se verá aún más reducido, del mismo modo, una habitación amplia sí que puede contar con estos tonos debido a que su tamaño suplirá las características propias del color.

Psicología del color:

A la hora de reformar y pintar nuestro hogar, conviene prestar atención a algunos aspectos de la psicología del color, en especial cuando se trata de la elección de los dormitorios. Estos conceptos nos dan pistas claras acerca de los tonos que podemos escoger, ayudándonos en gran medida a limitar un poco la búsqueda.

LEE: Despierta tus sentidos con contrastes.

Hay colores más claros, colores más fríos, colores que favorecen a la tranquilidad, colores que aportan energía y colores que estimulan la creatividad. Dependiendo del uso que le vayamos a dar a una habitación podremos optar por unos u otros, pero no podemos pintar indiscriminadamente sin tener en cuenta la psicología que acompaña cada color.

Las tendencias:

Ahora te debes fijar en los colores de moda. Para pintar una casa encontramos los tonos amarillos, ocres y naranjas. Estos colores son bastante populares a la hora de elegir la pintura para el hogar gracias a dos razones fundamentales:

  • Existe una amplia gama desde pasteles, brillantes, mates, etc., que pueden aportar resultados muy variados.

  • Son tonos que aportan luz y amplitud a los espacios, por lo que se usan con frecuencia en habitaciones pequeñas o con poca iluminación natural.

Los clásicos:

El blanco es el líder en cuanto a colores de pinturas para el hogar. Genera luz y amplitud y es la opción ideal para aquellas personas que centran la decoración de su casa en el mobiliario y en los elementos para adornar las paredes como fotos, cuadros, repisas, estantes, vinilos adhesivos, etc.

Azules y verdes son preferidos para zonas como los dormitorios debido a sus propiedades relajantes y su amplia gama de tonos. Perfectos para cuartos infantiles o de personas mayores. La gama de los rosas, además de ser ideal para las niñas pequeñas, resulta genial para calmar los ánimos, por lo que viene muy bien en habitaciones en las que deseamos descansar.

Por su parte los rojos pueden venir muy bien en espacios en los que deseamos plasmar algo de energía, como por ejemplo la entrada de la casa. No se recomienda para habitaciones ni para la sala debido a que puede resultar demasiado estimulante, pudiendo llegar a agobiar. Del mismo modo los negros y grises se adaptan más a espacios comerciales u oficinas que al hogar. A pesar de eso, si eres capaz de combinarlos con muebles blancos o grises, logrando resaltar los tonos de cada color, te puede quedar una estancia muy moderna y agradable.