DINAMISMO EN TONOS ROJOS

El rojo es el color representativo de la pasión, del fuego y de la sangre. Históricamente se lo asocia con el peligro y se lo usa en la publicidad para llamar la atención de las personas. Es un color dominante y provocativo que nos recuerda el movimiento.

 

Por sus efectos psicológicos, el rojo se usa para decorar el salón y el comedor  principalmente. Este color también estimula el apetito y emula al calor. Cuando es usado en grandes cantidades produce adrenalina, a muchos les causa sensación de rapidez, movimiento y hasta desesperación.

 

En la naturaleza, en vez de aparecer en grandes proporciones, solo aparece en pequeñas cantidades, en ligeras pinceladas que alegran y avivan la vista. Como las amapolas en el prado o las fresas.

 

Consejos

Tanto vigor e intensidad implican que el rojo debe usarse con cuidado. No se aconseja siempre las grandes cantidades en este color para decorar una casa.

 

  • En habitaciones sin demasiada luz, el rosa nos permitiría contrastes cálidos y dinámicos en conjunto con el rojo.

  • El rojo intenso es enérgico, ideal para salón y comedor.

  • Una alfombra es un excelente elemento decorativo en cualquier habitación. Aporta calidez y color.

  • Los rojos son perfectos para combinarlos con tonos amarillos o dorados, esta mezcla crea un ambiente elegante.

  • Los tonos de rojo natural, con acabados mate, resultan sutiles y discretos.

  • Rojo y verde, son una gran combinación.